27 mar. 2009

Otoño


Ha llegado el otoño al sur del mundo y consigo trae a las moras, las manzanas y el apio (entre otros).
Este posteo le trae una receta
de: un postre al horno de moras con manzanas, y las cualidades sanadoras del apio.

El siguente postre que les enseñaré lo hice para mi cumpleaños (que fué hace poco) y a lxs invitadxs les encantó!
Asique si quieres impresionar con un postre que sea rico y sano, pues fijate en esta receta.

Crumble otoñal

Relleno:
4 manzanas verdes
1 taza de moras
2 cucharadas de azúcar integral o chancaca/panela o lo que tengas para endulzar y que no sea tan dañina como el azúcar refinada.
1/4 taza de agua
1 cucharada de chuño (fecula de maíz)
Si quieres le puedes agregar especies como cardamomo molido, canela molida, etc. lo que a tí te tinque.

Granola (esto va encima cubriendo la fruta):
1/2 taza de harina integral
1 taza de avena
3 cucharadas de azucár integral
4 cucharadas de aceite de maravilla
Una pizca Sal
1 cucharadita de canela molida
Si tienes semillas de linaza o sesamo o amapola, etc. agregale una cucharada. Tambien puedes mezclarlas si tienes variedad.
1/4 de taza de agua aprox.

Modo de preparación:

1- Antes que nada hay que encender el horno para precalentarlo. Fuego medio/alto.

2- Picar la manzana en cubitos desechando siempre la coronta con las semillas. Lavar las moras y mezclar la fruta con los ingredientes indicados.
Colocar en una fuente para hornear.

3- Para la granola debes mezclar bien los ingredientes secos y luego lo mojado (aceite y agua). Con las manos mezcla todo hasta formar migas.
Agregar el agua por chorritos, calculando que no quede muy mojada la mezcla.

4- Cubrir la fruta con la granola, cubrir la fuente con papel de aluminio, cocinar 40 min. (esto es para que se cocine bien la fruta y no pierda humedad). Luego le quitas el papel de aluminio y dejas que la granola se dore por otros 10 minutos. Horno medio/alto.

Datos:
Cuando el papel de aluminio escasea o pareciera una mera comodidád burguesa para cocinar, tambien lo preparo asi no más, sin cubrir, con el horno a fuego medio y la rejilla del horno situada a media altura.
Esto tambien se puede preparar sin azúcar ya que la fruta en si es dulce.
Esta receta es una adaptación de una vieja receta inglesa que mi mamá preparaba tan deliciosamente no veganamente. Tambien la adapté de otra receta si vegan, que mi maestra de macrobiotica Barbara nos enseñó en sus ricas clases.


Apio


Entonces, el apio tambien es un recidente otoñal, por lo que nos correspnde consumirlo ahorita en estas fechas.

Estas ramitas llenas de aguita son muy buenas para el estomago y el bazo-pancreas. Ayudan a calmar irritaciones-hinchazones del higado; mejora la digestion; purifica la sangre; y es sudorifico. Algunos tambien dicen que es afrodisíaco, pero eso lo he leído en un solo lado y no sé nada de eso... habria que probar, no?

Se utiliza en casos de excesos de calor interno, cuando hay hinchazón de ojos por ejemplo, o sangre en la orina, cuando quema al orinar, o para el acné.
El jugo de apio combinado con un poco de jugo de limón sirve como remedio para el resfriado común, cuando hay más fiebre que ecalofrios. Esta comibinación tambien es efectiva para los dolores de cabeza asociados a la presión alta de la sangre.
El jugo de apio es útil para la diabetes, ayudando a despejar la acidéz que comunmente causa esta condición. Tomar 2-4 tazas de jugo al dia.
El apio tiene alto contenido de Silicio, lo cual lo hace bueno para regenerar las articulaciones, huesos, arterias y todo tejido fibroso del cuerpo. Gracias a esto último, a su capacidad para despejar la fermentación digestiva y a disminuir la acidéz en la sangre (que es generalmente acompañada por inflamaciones del tejido) es que hacen del apio un buen aporte para tratar casos de reumatismo, artritis, gota, o nervios inflamados.