15 jun. 2009

Post-pasto seco, sabado trece de junio.

                                                     foto por Gary
Día lunes, post feria, post lluvia santiaguina...
Después del día sabado, la sensación de satisfacción, para mí, va mucho más allá de la comida y productos que se ofrecian en la feria. Me encantó poder conversar con personas y contarles la importancia de las comidas de la estación; la importancia de comer vegetales cocinados y no crudos en otoño-invierno; de comer frutos que crecen en esta temporada, etc.
De verdad me encantó. 
Me encantó ver a mis amigxs comer y disfrutar las comidas que cocinamos con tanto amor 
(de allí lo rico que estaba todo!) y ver a personas nuevas
degustar el nutritivo sabor vegan.
Debo insistir (y no por ser vieja mañosa) que tenemos todxs que cuidar lo que nos metemos al cuerpo, lo que compartimos y enseñamos con respecto a la comida. Las azúcares refinadas, las harinas blancas son puro veneno, no alimentan, solo generan dependencia y enfermedades.
 ¿se han preguntado porqué la mayoría de los alimentos procesados llevan azúcar? Pan, salsas preparadas, snacks/tentenpies, cereales, yogures, 
bebestibles, comidas preparadas, bla bla bla. Yo creo que por la misma razón 
que los Estados necesitan las drogas narcoticas.
En mi opinión, la preocupación por la alimentación Vegan no es solo lograr reemplazar los ingredientes de origen animal, sino tambien como alimentarnos para mantenernos sanos, fuertes y concecuentes con nuestros ideales.
Me Gustaría felicitar y agradecer al equipo de pasto seco por crear nuevamente 
un espacio muy agradable para compartir.